Isaías Tejeda impulsó al Caracas y colocó la Gran Final 2-0
"Estaba buscando un buen pitcheo que pudiese conectar y ayudar al equipo. Obtuvimos la victoria que es lo más importante. Remontamos, nos fuimos arriba", celebró el dominicano
Globovisión G | 25-01-2023 09:41 am
Con otra demostración ofensiva, liderada por el dominicano Isaías Tejeda, el equipo Leones del Caracas dio un segundo paso de cara al cetro después de derrotar 8 a 5 a Tiburones de La Guaira, en el segundo duelo de la Gran Final, que ahora dominan los melenudos 2-0.

Sin una decisión oficial con respecto a la protesta del juego por los litoralenses, debido a una disyuntiva en movimiento en el roster caraquista, que será canalizada según dictaminan las Condiciones de Campeonato, Leones hizo lo que le correspondía en el terreno y pudo sacar adelante un desafío en el que, si bien inició ganando, tuvo que reponerse al duro golpe que significó tener que prescindir de su abridor temprano en el compromiso para volver y agenciarse la victoria.

El refuerzo Mario Sánchez, iniciador del día designado por el manager José Alguacil, tuvo un par de primeros episodios de desempeño aceptable, con todo y que le tocó hacer una cantidad alta de lanzamientos al plato. El diestro además, fue apoyado pronto por su toletería que le brindó tres carreras en el cierre del segundo acto.

Allí, el ataque melenudo arremetió contra Ricardo Pinto, dueño de la apertura por los salados, quien debió tomar la responsabilidad con solo un par de días intermedios de descanso con respecto a su última presentación, el pasado sábado frente a Tigres de Aragua. El serpentinero pareció acusar el agotamiento de tan corto lapso de recuperación y fue víctima de tres carreras, una primera producto de un imparable de Niko Vásquez y otras dos como consecuencias de un doblete hacia la izquierda de Wilfredo Giménez.

Al final, la actuación de Pinto se resumió a solo 1.1 innings de labor, con las tres rayitas a cuestas, dos bases por bolas y un abanicado. Fue sustituido por el joven Carlos Suniaga y con diferencia a la previa presentación en el primero de la serie, el imberbe en esta ocasión si pudo minimizar los daños al retirar de manera consecutiva a los siempre hábiles Alí Castillo y Wilfredo Tovar.

La alegría del numeroso público caraquista presente en el estadio Universitario fue en tísico. Porque La Guaira tuvo una rápida reacción y atacó con todo a Sánchez en la parte alta del tercer tramo. El zuliano le otorgó boleto a Maikel García y luego Franklin Barreto le sonó doblete. Con la primera almohadilla desocupada le tocó enfrentarse al estelar Ronald Acuña Jr., al que trabajó con suma cautela; tanta, que terminó por llenar los cojines al otorgarle también transferencia a la inicial.

Un lanzamiento salvaje del propio Sánchez que se tradujo en una anotación, antecedió lo que fue otra demostración de poder del slugger Balbino Fuenmayor, quien con un solo swing le dio vuelta a la pizarra con su jonrón entre el jardín central y derecho que coronó un rally de cuatro rayitas y enmudeció gran parte del recinto de la UCV, sobre todo de las tribunas de la izquierda.

“Hoy Mario nos dio dos buenos innings, creo que ese episodio largo lo sacó un poco de su plan y ya era tiempo que yo fuera al bullpen. Eso es lo que los equipos buenos hacen, no todos los días tú vas a tener tu día plus. Le di la pelota a Gutiérrez y después vino Gudiño, que ha estado tirando bien, lo único que necesitaba era llegar hasta el sexto”, describió el mandamás José Alguacil.

Sánchez debió abandonar el morrito antes de lo planeado y cederle el paso al mexicano David Gutiérrez, que logró completar la entrada, no sin antes llevar a un salado a base por la vía de los cuatro lanzamientos malos y admitir un sencillo.

En el cuarto, Tiburones amplió la ventaja, esta vez amparado en una exhibición de talento de su figura principal, Ronald Acuña Jr., y su primer vuelacercas de la Gran Final, mismo que celebró con sus peculiares y extrovertidos movimientos en todo el recorrido sobre las bases, incluido en su llegada hasta el home.





Norwith Gudiño encajó el primer jonrón de Ronald Acuña Jr. en la Final, pero se llevó el triunfo

Así como ocurrió con sus similares capitalinos, la afición guarista no tuvo mucho tiempo para festejar el hecho de haberse puesto adelante, porque en la quinta entrada la ofensiva metropolitana iba a despabilar nuevamente y revertir el resultado después de que el relevista Nelson Hernández trastabillara.

Inatrapable de Harold Castro y boletos consecutivos para José Rondón y Oswaldo Arcia, obligaron al manager Henry Blanco a apearlo del compromiso y darle cabida a un brazo del calibre del foráneo Nate Antone, para que, con los cojines repletos de leones, intentara apaciguar la embestida felina. Sin embargo, el estadounidense falló, porque Isaías Tejeda le dio la bienvenida al partido con sonoro doblete barre bases hacia la pared de la derecha, que le devolvió el liderato del score a Leones y también le devolvió el ánimo a su fanaticada.

Para el sexto acto, Caracas pudo ensanchar la diferencia nuevamente con Tejeda como el gran protagonista. Hit de Alí Castillo y cuatro malas para para Wilfredo Tovar, fueron proseguidas por un toque de sacrificio de Harold Castro, todo ante el propio Antone.

Con corredores en tercera y segunda base, Henry Blanco optó por la estrategia de abarrotar los cojines nuevamente con boleto intencional para el cuarto bate Oswaldo Arcia e intentar ir en procura de un rodado para dobleplay; empero, el movimiento no le rindió resultados positivos, porque el quisqueyano respondió una vez más con imparable hacia el patrullero derecho, con el que arrastró hasta el plato a Castillo y Tovar, respectivamente.

“A veces los otros equipos usan sus estrategias. Unas veces le salen, pero otras no. Pasaron a Arcia, a lo mejor me vieron más débil, yo fui preparado, a como siempre he bateado, agresivo. Estaba buscando un buen pitcheo que pudiese conectar y ayudar al equipo. Gracias a Dios las cosas salieron, los batazos fueron eficaces y obtuvimos la victoria que es lo más importante. Remontamos, nos fuimos arriba, cogimos el ánimo y seguimos intensidad hasta el out 27”, exclamó el más valioso de la jornada, Isaías Tejeda.

Fue eso suficiente para que Alguacil moviera sus piezas del bullpen como lo acostumbrado, con Miguel Socolovich, Ricardo Rodríguez, José Mújica y Silvino Bracho como los encargados de materializar el triunfo y todos cumplieron.

Socolovich lanzó un episodio inmaculado, Rodríguez y Mújica sacaron ceros con todo y que recibieron un imparable cada uno, mientras que Bracho se mostró recuperado, con respecto a su salida anterior en la que admitió tres anotaciones, y pudo retirar el noveno tramo por la vía del uno, dos y tres para acreditarse su primer salvamento de la última instancia del certamen 2022-2023.

“Me preguntaban por Bracho. Cuando tú tienes un cerrador de ese calibre nunca puedes perder la confianza en él. A diario me dicen que todas las victorias son primordiales, que son llaves, sin dudas en una serie tan corta, picar adelante con dos juegos de verdad que es un buen comienzo”, evaluó Alguacil.

El novel Norwith Gudiño y su trabajo de dos episodios, en el que la única mancha que tuvo fue el vuelacercas de Acuña Jr, pudo agenciarse la decisión ganadora, mientras que Nelson Hernández tuvo que cargar con el revés.

Nota de prensa LVBP
Síguenos en Telegram, Instagram, Facebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones.