Vómitos en el embarazo, ¿cuándo preocuparse?

Vómito
Vómito - Referencial

Cuando las mujeres desean quedar embarazadas, uno de los principales síntomas de que lo están, a veces sin tener la confirmación plena, es que un día se levantan y sienten su estómago revuelto, náuseas e, incluso, vómitos. La duda está servida.

No se sabe a ciencia cierta por qué hay mujeres más propensas que otras a sentir este malestar, pero lo cierto es que al principio del embarazo se produce en mayor cantidad la hormona Beta-hCG, lo que favorece la aparición de estas naúseas, sensación que se incrementa cuando el embarazo es múltiple, puesto que son varios fetos los que producen al mismo tiempo esta hormona en el cuerpo de la mujer.

Según Elisa Díaz de Teran, especialista en alto riesgo obstétrico del Servicio de Ginecología del Hospital Universitario Sanitas La Zarzuela, estos síntomas son más habituales entre la semana 6 y 14 del embarazo "porque es el periodo en que esta hormona está a pleno rendimiento, y pasado el primer trimestre la producción disminuye".

Esta experta reconoce a ABC que no hay medidas de prevención que eviten estos desagradables síntomas, pero a las mujeres afectadas les recomienda dos sencillos consejos:

· Comer pocas cantidades de alimentos cada dos o tres horas, sin pasarse más tiempo sin ingerir para no caer en el riesgo de hacer una hipoglucemia.

· Tomar alimentos fríos y sólidos en vez de calientes y sólidos; es decir, huir del típico caldito o café.

Cuándo preocuparse

Explica que cuando la situación es muy incómoda para la gestante se suelen recomendar fármacos y derivados del jengibre. "Es importante acudir al especialista sólo en el momento en el que la mujer no tolere la ingesta de sólidos y líquidos o en el que se observe una pérdida de peso. En muy raras excepciones se puede padecer hiperémesis gravídica, con vómitos muy sucesivos que pueden necesitar el ingreso de la gestante en el hospital para evitar su deshidratación. Son casos muy excepcionales", recalca.

También advierte que hay una serie de mitos que no tienen ningún tipo de base científica como son que si la madre vomita en el embarazo es que el bebé será niño (en algunos casos se inclinan, sin embargo, por el sexo femenino), o que si padece mucho ardor de estómago es porque el futuro bebé nacerá con mucho pelo.

Lo que sí confirma Elisa Díaz de Teran es que es muy habitual que casi todas las mujeres padezcan algún malestar y pesadez gástrica con sensación de estómago lleno "motivado por un enlentecimiento del tránsito intestinal que provoca que tarde más tiempo en vaciarse", asegura.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en InstagramFacebook y Twitter.