Venezuela: zozobra económica

Son casi las 12:00h en Venezuela y (con suerte) el cartón de huevos se conseguía en la mañana a Bs. 750.000, unos $3.69 según el "paralelo" que ya pasó la barrera de los Bs. 200 mil y abrió jornada (23 de abril de 2020) a Bs. 202.790; saquemos cuentas:

Con el alza, el sueldo base mensual (Bs. 250.000) quedó en $1.23. El $ oficial (BCV) cerró hace un día en Bs. 144.957 y pone el pago de mes en $1.72, aún faltan $2.46 para el cartón, es decir, dos sueldos mínimos base más (en cuestión de horas, mañana o pasado será obsoleto, porque a diario sube el costo) lo curioso es que se consiguen y se consiguen más alimentos porque la plata sale y no precisamente del sueldo mínimo, hay $ en cualquier parte de Venezuela, la mayoría llega por remesas que justo ahora no son buena opción, porque cotizan a costo oficial y se recibe menos de lo que se envía, o por empresas privadas que pagan en $ a menos de la tasa paralela. 

La economía se dolarizó (informalmente) desde hace años, -pues que eso no es secreto- y pongo otro ejemplo: con la escasez de gasolina en todo el país, un litro fácilmente se consigue (ilegalmente) en $1, $2 o hasta $3 dependiendo de la mala suerte y Caracas ya no escapa de ello, es una paradoja para la nación con el combustible más barato del mundo -casi gratis- y se agudizó con la cuarentena, esa que ahora parece ser la cereza del cóctel explosivo que mantiene la país en zozobra económica.

Hay bonos desde el gobierno que pretenden mitigar el desbarajuste y van desde Bs. 350.000 ($ paralelo 1.72 / $ BCV 2.41) hasta Bs. 450.000 ($ paralelo 2.21 / $ BCV 3.10) pero, TODA la comida, insumos, medicinas artículos y demás productos del mercado se cotizan a $ negro.

Si se pensaba que la baja del petróleo daba miedo, pues miremos a Venezuela que desde el 1 de abril registra alza en el paralelo de 130% y el oficial le ha pisado los talones. Hoy por hoy tener bolívares en el bolsillo no genera confianza, el billete de mayor denominación es de Bs. 50.000 y buscando ofertas -si acaso- se logra comprar una empanada, eso solamente es medio desayuno; hace un año el billete de más escala era de Bs. 500 y entraron en circulación tres nuevos billetes (Bs. 10.000/20.000/50.000) y según la administración, iban a optimizar y completar el actual cono por la demanda económica nacional de entonces, que de acuerdo con el BCV y luego de tres años sin revelar datos, 2019 cerró con hiperinflación de 9.535,50% pero la proyección del FMI fue de 200.000%, la peor.

¿Qué viene entonces? El año pasado el gobierno de Nicolás Maduro eliminó el control de precios y permitió las transacciones en dólares, y hubo más flexibilización aún, desde febrero de este año se le permite a las empresas financiarse en moneda extranjera.

Que no se escape un dato: en agosto de 2018 hubo una segunda reconversión monetaria, le quitaron cinco ceros a Bolívar para la "recuperación y prosperidad económica" cuando ya había inflación sin control y sin cifras oficiales, entonces ¿Fue viable la modificación? ¿Por qué puede más -a simple vista- en el manejo de la economía del día una red social? ¿Hay que terminar de dolarizar? 

Y es acá en la última interrogante donde se abre un mundo de aristas, porque no solamente se trata de soplar y hacer botellas, para que se permita (caso hipotético) una dolarización, EE.UU. debe hacer la venia a la propuesta, hago énfasis en esto porque es algo difícil que ocurra con las sanciones sobre el gobierno venezolano y de ser aceptado también generaría distorsión en la economía norteamericana; además, en Venezuela debe someterse a elección popular, por ser una reforma de fondo a la constitución, nada fácil esto de recuperar la economía en tiempos de crisis mantenida y ahora pandemia, es sin lugar a dudas la historia que nos tocó vivir, no fue una opción.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en InstagramFacebook y Twitter.