Venezuela acelera el pago de deuda a Repsol con la mayor entrega de petróleo en 4 años

 El gobierno venezolano disipa las dudas sobre sus intenciones de pagar con cargamentos de petróleo las deudas que acarrea con Repsol. Aunque el año arrancó con una entrega regular de barcos llenos de crudo en los puertos españoles, la crisis interna que vive en estos meses el país fuertemente presionado por la administración estadounidense, estranguló el pago de la deuda que realiza la petrolera estatal PDVSA hasta reducirlos a la mínima expresión.

Sin embargo, tras unos meses dudosos, algunos de los cuales incluso no llegó a contabilizarse importación alguna de petróleo venezolano, en el mes de septiembre entregó un aluvión de crudo del país latinoamericano

Las entregas en este mes se elevaron a las 378 mil toneladas de petróleo, una cantidad no vista desde noviembre de 2015, cuando llegó un total de 379 mil toneladas de petróleo procedente de Venezuela, según los datos oficiales de Cores.

Actualmente, el petróleo que llega a España procedente de Venezuela tiene como fin saldar deudas que aún tiene PDVSA con Repsol. Compensa de esta manera las inversiones que hizo la firma del Ibex 35 en los últimos años en algunas de los yacimientos que estaba explotando como Petroquiriquire, Petrocarabobo o Cardón IV.

Esta operativa se hace, además, con arreglo al juego de sanciones internacionales impuesto por Estados Unidos frente a Venezuela. Según destacaba la multinacional presidida por Antonio Brufau hace una semana, "Repsol ha adoptado las medidas necesarias para continuar su actividad en Venezuela, incluyendo la recepción periódica de crudo en pago de deudas, con pleno respeto a la normativa internacional de sanciones, y está haciendo un seguimiento constante de su evolución y, por tanto, de los eventuales efectos que pudieran tener sobre las señaladas actividades".

(Lea tambien: Incendian edificio histórico y allanan embajada de Argentina en Chile)

La entrega de petróleo por parte del presidente Nicolás Maduro se normaliza a medida que se consolida la situación política en el país.  

En lo que respecta a Repsol, al margen del cobro de deudas, su presencia en el país cada vez es más limitada. En el último trimestre volvió a reducir su exposición patrimonial hasta los 351 millones de euros.

Su aventura fallida en el país le generó fuertes provisiones que superan los 1 mil millones de euros. No obstante, ante la reducida presencia, Venezuela deja de ser un foco de preocupación para los analistas de la compañía.

En la última conferencia del consejero delegado, Josu Jon Imaz, los expertos no realizaron ninguna pregunta relacionada con el país latinoamericano, algo que no pasaba desde hace años, en que la presencia de Repsol en Venezuela era uno de los grandes lastres de la marcha operativa de la compañía.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en InstagramFacebook y Twitter.