Trump despide al jefe del Pentágono mientras sigue sin admitir la derrota electoral

Sin admitir su derrota en las elecciones, y en medio de una batalla legal para invalidar los resultados de estas, Donald Trump ha iniciado una purga en su gobierno que comienza con el jefe del Pentágono, Mark Esper, quien se une al club de quienes han sido despedidos por medio de la red social Twitter. 

(Lea también: Presidente de Perú inicia su defensa en el Congreso ante pedido de destitución)

"Mark Esper ha sido despedido. Quisiera agradecerle sus servicios", dijo el mandatario este lunes en un mensaje en la red social Twitter en el que además anunció a su sustituto, Christopher C. Miller, que hasta ahora era director del Centro Nacional Antiterrorista. El presidente Trump ha recordado en su mensaje en Twitter que Miller "fue confirmado, de forma unánime, en el Senado". Esa Cámara Alta debe aprobar todos los nombramientos ministeriales del presidente.


Las tensiones entre Trump y su ministro de Defensa han ido en aumento desde el verano, cuando el presidente movilizó al ejército para hacer frente a la protesta racial. 

En público, Esper llegó a decir que no le parecía adecuado activar la ley contra insurrecciones que hubiera permitido un despliegue militar de envergadura en todo el país, ante la protesta racial tras la muerte del hombre de raza negra George Floyd bajo custodia policial.

El secretario marcó distancias con Trump después de que las fuerzas armadas se desplegaran en la capital para ahogar los disturbios y saqueos de la protesta racial. Esper acompañó a Trump a hacerse un foto en una iglesia cerca de la Casa Blanca después de que la policía desalojara las calles aledañas con antidisturbios, granadas aturdidoras y gas pimienta.

Fuente: AFP

Síguenos en TelegramInstagramFacebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones.