Poder Electoral, una responsabilidad nacional

Cortesía / Referencial

El país está a la expectativa con la designación de un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE). La Asamblea Nacional tiene hoy la enorme responsabilidad de designar un organismo comicial que sirva realmente al país y coadyuve a reinstitucionalizar el voto y, con él, legitimar a todos los poderes públicos.

Según anuncios de voceros del propio Poder Legislativo, esto debería ser de conocimiento público en las próximas dos semanas. Hoy, más que preocuparnos por los nombres que salgan del debate adelantado por el Capitolio, nos ocupa lo que ocurra tras su designación.

En este sentido, consideramos trascendental que los hombres y mujeres que resulten electos como rectores, principales y suplentes, demuestren con creces su probidad a todos los venezolanos. No son tiempos de responder a acuerdos políticos -que existen-, sino de poner todo su empeño para que los venezolanos regresemos a la vía electoral.

Lo hemos dicho incansablemente en esta y otras tribunas: Nuestros problemas son políticos y solo con voluntad política se resuelven. En este sentido, el nuevo ente rector es vital.

La comunidad internacional y, más importante aún, el país nacional exigen elecciones transparentes y confiables. Llegó la hora de responder a estas exigencias.

Atrás han quedado los atajos de unos y otros. La inmensa mayoría de los actores políticos que estamos convencidos de que con el voto cambiaremos a Venezuela, solo queremos garantías que nos permitan recuperar espacios para empezar a reconstruir el país.

El nuevo CNE debe deslastrarse de los fantasmas que sumergieron al voto en un mar de incredulidades. Este rol tan importante solo puede ser asumido por los rectores que están próximos a ser juramentados.

Y los ciudadanos venezolanos, que a fin de cuentas somos los más afectados por la crisis política, social, económica e institucional, debemos ser garantes de que así sea, por el bien del país.

La patria exige de las autoridades electorales que deriven del debate parlamentario, el cumplimiento de esta enorme responsabilidad. No es cualquier cosa lo que está en juego, es la continuidad de la República.

Síguenos en Telegram, Instagram, Facebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones.