Murió Alan Parker, director de “Evita” y “Expreso de medianoche”

El director de cine británico Alan Parker, autor de clásicos como El expreso de medianoche, Evita o Fama, murió a los 76 años, según informó este viernes 31 de julio una portavoz del cineasta.

La fuente explicó en un comunicado enviado en nombre de la familia que Alan Parker falleció después de padecer una "larga enfermedad".

En 2013 la Academia Británica de Cine le concedió el BAFTA honorífico (el premio más prestigioso del Reino Unido) a toda su carrera, reseñó El Clarin.

Parker, que se destacó en géneros muy diversos con el mismo talento, en total dirigió 14 películas, de las cuales escribió seis. Y entre otras cosas, en sus películas había un gran protagonismo de lo musical. De eso dan cuenta filmes como Bugsy Malone, Fama, Pink Floyd: The Wall, The Commitments y, por supuesto Evita, con el protagónico de Madonna como Eva Perón.

Su rol fue muy activo tanto en la industria del cine del Reino Unido como en la de Hollywood y fue uno de los fundadores del Director's Guild de Gran Bretaña. Y aseguraba que como meta quería realizar, al menos, una película de cada género.

Había nacido en Londres en 1944 en una familia trabajadora. Comenzó su carrera como redactor publicitario y más tarde, también dirigió cortos publicitarios. Ya en los '70 fue uno de los guionistas de Melody, un filme que hizo furor entre los adolescentes de entonces.

Con Expreso de medianoche, estrenada en 1978, dio el gran salto como director reconocido a nivel internacional. La historia del joven, interpretado por Brad Davis, preso en un cárcel turca, conmovió por la crudeza del relato, en un guión escrito junto a Oliver Stone. Y lo llevó a ganar dos Oscar.

En 1988 volvió a impactar con Mississippi en llamas, también con una trama en la que el racismo y la violencia no dan tregua alrededor de un caso policial, con un elenco encabezado por Gene Hackman y Willem Dafoe.

Pero la versatilidad de Parker no le impidió pasar de esos temas a los grandes musicales como Fama y Evita. Con esta última, adaptó el famoso musical de Andrew Lloyd Webber, con Madonna y Antonio Banderas en los personajes principales y con un complejo proceso de grabado de las canciones antes de la filmación y posterior playback de los intérpretes. Para filmar algunas escenas, como la del balcón de la Casa Rosada, Parker también estuvo en Buenos Aires, en 1996.

El director dirigió a Robert De Niro (Corazón satánico), Kate Winslet (La vida de David Gale), Jodie Foster (Bugsy Malone), Anthony Hopkins, Kevin Spacey, Dennis Quaid y Mickey Rourke, entre muchos otros, en historias diversas pero siempre con fuertes alegatos contra la violencia, el racismo y la opresión, en general basados en casos reales.

Sus filmes fueron galardonados con 19 premios BAFTA, diez Globos de Oro y diez Oscar. Casado dos veces y padre de cuatro hijos, fue nombrado comendador de la Orden del Imperio Británico en 2002.

Fuente: El Clarin

Síguenos en Telegram, Instagram, Facebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones.