Miami retoma la búsqueda de víctimas con el edificio demolido al 100%

Tras la demolición de los restos del edificio derrumbado en Surfside el pasado 24 de junio, los rescatistas ya recibieron luz verde para seguir buscando a las víctimas, que suman 27 muertos y 115 desaparecidos, luego de encontrar más cuerpos entre los escombros. 

La demolición se produjo "exactamente como estaba previsto" en torno a las 22:30 hora local del domingo, en palabras de la alcaldesa del condado de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, a la agencia de noticias AP.

Para ello, la búsqueda de las víctimas se detuvo el sábado, dando paso a una demolición de emergencia para derribar los restos del edificio de Surfside colapsado el 24 de junio, antes de la llegada de la tormenta tropical Elsa a la región, que supone una amenaza para las operaciones de rescate.

Durante una rueda de prensa celebrada este 4 de julio, la alcaldesa del Condado explicó que en la operación se utilizarían "pequeños explosivos colocados estratégicamente" para facilitar y agilizar la búsqueda de los desaparecidos.

"La demolición en sí se limita al área inmediata alrededor del edificio", dijo, e instó a los residentes de los alrededores a permanecer en sus casas durante el procedimiento para evitar cualquier incidente.

Tras el derribo, se agilizaron los trabajos de retirada de escombros para que los rescatistas puedan empezar a desplazarse hacia las zonas del estacionamiento subterráneo, uno de los puntos de especial interés para continuar con los procedimientos de búsqueda y rescate.

Una búsqueda que nada más de reanudarse aumentó la cifra de fallecidos de 24 a 27 personas, disminuyendo a su vez de 121 a 115 los desaparecidos, que tal vez podrían hallarse entre los huecos de esos escombros. Por ello, el Día de la Independencia estadounidense que se vivió en Miami-Dade fue diferente a los interiores, con dolor por el desastre urbano acontecido.

Urgente demolición ante la amenaza Elsa

La aproximación de la tormenta tropical Elsa, que ha provocado alertas a su paso por algunos países del Caribe, llevó a las autoridades de Surfside (Florida) a acelerar el calendario de demolición, temiendo que la tormenta pudiera provocar el derrumbe de los restos y poner en peligro a los equipos de rescate.

Las previsiones meteorológicas del Centro Nacional de Huracanes (NHC) apuntaban a fuertes vientos en la zona a partir del lunes, si bien los nuevos pronósticos señalan que los impactos directos son poco probables, al margen de algunas lluvias en la región.

Pese a estas últimas informaciones, el estado de emergencia prosigue en casi quince condados de Florida, incluido el lugar del derrumbe del condominio en Surfside.

La tormenta comenzará a cambiar de dirección el martes, dirigiéndose al noreste, hacia la península de Florida. Es posible que se refuerce un poco a medida que impacte la costa oeste del estado, con lluvias, oleajes fuertes y tornados.

Por su parte, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, afirmó el sábado que "tenemos un edificio aquí en Surfside que se tambalea, es estructuralmente defectuoso. Si el edificio es derribado, esto protegerá a nuestros equipos de búsqueda y rescate", enfatizando la seguridad de los rescatistas.

La semana pasada, el presidente Joe Biden y la primera dama Jill Biden visitaron el lugar de los hechos, reuniéndose con familiares y parte del equipo de rescate.

Biden prometió ayuda financiera federal para los esfuerzos de rescate y recuperación de la zona, que ha requerido un esfuerzo masivo de búsqueda y rescate en el que participan ingenieros y especialistas de todo Estados Unidos y de otros países como México e Israel.

Hasta ahora no se han encontrado más supervivientes a pesar del despliegue de perros rastreadores y grúas para levantar los escombros. Así las cosas, continúa la investigación y el análisis para determinar si posibles fallos críticos preexistentes en la estructura del edificio podrían haber sido la causa del desastre.

Fuente: France 24

Síguenos en TelegramInstagramFacebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones.