Mapa para colorear

Resulta complicado conformar el “ mapa político” latinoamericano tras lo ocurrido en Bolivia primero – en suspenso- y el pasado domingo 27 en Argentina y en un Uruguay a la espera del balotaje. Es curioso y variado: en Uruguay gana la presidencia sin más el candidato que obtenga la mitad mas uno de los votos, si no se va a una segunda vuelta, que es lo que pasó. 

En Bolivia en cambio si un candidato tiene mas del 40% de los votos y una diferencia de 10 puntos con el segundo le alcanza para ganar. Y es lo que supuestamente pasó: Evo Morales obtuvo el 47,08 % de los votos y el ex presidente Carlos Mesa el 36,51. Según estos números el oficialismo ganó por un pelito. Eso sí, nadie se lo creyó y la gente salió a la calle. 

Por ahora hasta dos muertos, se dice, y la intervención de la OEA para hacer una auditoria vinculante. La oposición no la quiere, no confía mucho en la OEA y quiere segunda vuelta si o sí. 

En Argentina la dupla Alberto Fernández-Cristina F. de Kirchner, ganó con el 48,10 % de los votos , seguidos por el presidente Mauricio Macri con el 40,37% . Aquí perdió el gobierno y nadie salio a protestar. En Argentina al igual que en Bolivia con mas del 40% y 10 puntos de diferencia bastan, cosa que no se dio, pero también se prevé que con mas del 45% se es electo directamente sin ir al balotaje. En este país el presidente puede ser electo con el 45,01% de los votos aunque el segundo obtenga el 45%. Cosas de nuestra América indiana y mágica. 

Con la Constitución uruguaya ni Evo ni Fernández hubieran ganado: debían ir a una segunda vuelta, tal como le pasa al oficialista Daniel Martínez candidato de la gobernante coalición de izquierdas Frente Amplio. El Frente obtuvo el 39% de los votos, pero los partidos de la oposición liderados por Luis Lacalle quien disputara por la presidencia contra Martinez el próximo 24 de noviembre suman el 55% de los votos. Esto no es matemático, se sabe,pero Martinez la tiene difícil.

Y aparte lo de Chile que nadie sabe como va a acabar. No pasa por la simple explicación de la “ inequidad social”, o de “ expectativas consumistas” insatisfechas. Los que prenden fuego y reclaman no lo hacen porque les falten medicinas ni porque tengan hambre sed o frio. Hay algo mas por ese lado y por el otro un presidente liviano y algo frívolo y que no tiene la estatura para superar con bien situaciones críticas de este tipo . Parecido a Macri, con la diferencia de que éste encontró un país fundido y Piñera no.

¿ Y cómo colorear al mapa?: con los tradicionales izquierda, derecha y centro no. El expresidentes uruguayo Julio María Sanguinetti al principio de la campaña electoral dijo que la cuestión era entre los que decían que en Venezuela había una dictadura y los que decían que no. Así de simple. Cuestión de darle color a los que creen que hay democracia en Cuba, Nicaragua, Venezuela y Bolivia y que el Foro de San Pablo no se mete y los que creen que son dictaduras y que el Foro es lo que todos saben que es y lo que hace.

Puesto así uno diría que existe la posibilidad de un cambio de color para Uruguay y quizás Bolivia, que hoy apoyan a Maduro mientras Argentina, hoy con Macri contra Maduro, pase a respaldar al mandante venezolano.

Lo de Argentina está neblinoso. Alberto Fernández ha dicho que seguirá los pasos de AMLO ( que optó por la vieja pose mexicana impuesta por el PRI). Pero habrá que ver, Fernández es medio bocazas y llamo misógeno y racista a Bolsonaro y además tiene tras suyo a Cristina Kirchner que fue quien lo puso y la que como es sabido es de los miembros fundacionales del club progresista y bolivariano. De cualquier forma Argentina tiene una situación económica difícil y muy dura, y con uno de sus principales socios comerciales, Brasil, se anticipan tensas relaciones. Lo ha dicho de forma que no dejo dudas el presidente Bolsonaro –“ los argentinos eligieron mal” - y lo ratificó Itamaratí , sin mucha diplomacia incluso. Pobre Fernández, entre la interna, con la familia Kirchner y seguidores picaneando y la externa , va a tener una ardua tarea. La cosa no se arregla con declaraciones, ni con la ayuda del Papa Francisco, reconocido kirchnerista, quien ya filtro que , ahora si, viajara a Argentina el próximo año.

Igual nos pasa con el mapa que pretendemos delinear : por ahora solo borrones.  

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter.