La pandemia, oportunidad para emprender

La pandemia que sorprendió al mundo en 2020 y que mantiene aún en cuarentena a un grueso de la población del planeta, ha servido de inspiración a muchos de atreverse a probar suerte con pequeños y medianos proyectos que le han servido para oxigenarse económicamente en medio de la paralización global.

Si bien, Venezuela no es el terreno más fértil actualmente, con ideas innovadoras y disciplinas hay quienes han sabido sacar provecho a la coyuntura. En otras latitudes, esto ha llegado a escalas más formales por la simplicidad de los protocolos.

Según expertos en la materia, un análisis DOFA es trascendental a la hora de incursionar en cualquier negocio: Debilidades, Oportunidades, Fortalezas y Amenazas del entorno. Un emprendedor debe tener claras las necesidades del entorno antes de invertir el capital con el que cuenta.

(Lea también: "El caruso venezolano")

En nuestro entorno hemos visto proliferar desde pequeños cocineros hasta artesanos, pasando por una gran variedad de productos, nacionales e importados. Se trata de personas que han preferido optar por el vaso medio lleno en medio de tanta adversidad. También tenemos a quienes solo han apostado a servir como canales entre vendedor y usuario, haciendo de esto un negocio sustentable.

En este contexto, también hemos visto reinventarse a comercios preexistentes que han visto una luz al final del túnel. Otros tanto se la han visto más difíciles, por las restricciones de lugares de mayor concurrencia, y para estos las redes sociales han sido su principal herramienta.

La realidad económica global ha cambiado radicalmente, y todo parece apuntar que por los próximos meses esto no se revertirá. Así que, estimado lector, si usted cuenta con algún arte póngalo en práctica y saque algo de provecho a la nueva normalidad.

Constancia y disciplina financiera, esa es la clave.

Síguenos en TelegramInstagramFacebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones.