La estrategia a la que se aferra el príncipe Andrés para evitar el juicio por abuso sexual

Príncipe Andrés
Príncipe Andrés - Cortesía

La denuncia de Virginia Giuffre por abuso sexual contra el príncipe Andrés (61) significó una alarma roja en la corona británica. Y si bien el royal ya había sido apartado del día a día de la monarquía, el avance de la causa tiene a todos en vilo, por lo que sus abogados ya trabajan en su defensa.

Ante eso, los letrados tienen entre sus manos una estrategia judicial: Afirmarán que, al momento del hecho, el príncipe contaba con inmunidad diplomática. De esa forma, intentarán que las acusaciones de abuso sexual sean desestimadas por los tribunales, reseñó La Nación

De acuerdo con el diario The Mirror, el duque de York se encuentra en Balmoral “alegre y relajado” respecto de la demanda que presentó Virginia Giuffre la semana pasada donde asegura que fue violada por él cuando era menor de 18 años. A su vez, en su declaración asegura que el príncipe estaba al tanto de que ella era una víctima de la red de tráfico de personas del multimillonario pedófilo, Jeffrey Epstein, quien apareció muerto en su celda.

(Lea también: Karina en la nueva edición de Estampas: “Nací cantante y moriré cantante”)

Desde el palacio se ha mantenido el silencio. Spencer Kuvin, un abogado que representa a varias de las víctimas de Epstein, sugirió que el equipo legal de Andrés tiene un caso sólido frente a los tribunales debido a que en 2001 –cuando Giuffre afirma que el duque la violó- era un enviado comercial con inmunidad diplomática. Kuvin le dijo a The Mirror: “Los abogados de la señora Giuffre tienen enormes barreras que superar para que su demanda esté cerca de un jurado”.

“El proceso legal podría durar años, pero no es culpa suya”, le dijo una fuente real a The Sun. “Andrés responderá si así lo exige la ley, como siempre ha dicho.”

El reclamo legal de Giuffre asegura que Epstein, su socia de larga data Ghislaine Maxwell y el duque, la obligaron a tener relaciones sexuales con Andrés en contra de su voluntad después de que la traficaran a Londres en 2001. Se alega también que otros dos incidentes de este tipo tuvieron lugar en la mansión de Epstein en Nueva York y en su escondite en las Islas Vírgenes de Estados Unidos. Maxwell niega todas las acusaciones en su contra.

Epstein fue encontrado muerto en su celda en 2019 mientras estaba detenido por cargos de tráfico, pero las investigaciones del Buró Federal de Investigaciones​ (FBI) sobre sus actividades están en curso.

Fuente: La Nación

Síguenos en TelegramInstagramFacebook y Twitter para en directo todas nuestras actualizaciones.