Investidura fallida en España

Pedro Sánchez fracasó en su intento de formar gobierno. Pidió a los partidos de derecha e izquierda “explorar los caminos para desbloquear la situación”, pero la asignatura no la aprobó.

Pablo Iglesias se arrastró mendigando a Sanchez un “cambur”; luego pretendió encargarse del manejo de las políticas laborales, olvidándose de que eso depende de las comunidades  autónomas. Una diputada le recriminaba con razón: “¿Usted quiere manejar un coche sin saber dónde está el volante?” Si bien se trataba de un reparto de cargos, la imagen de Iglesias quedó peor aún que su aspecto físico. 

En España tenemos hoy día una ultraizquierda desinflada en la mira de la ultraderecha, la cual logra identificar las miserias de Iglesias y Sánchez y las pone sobre el tapete.

De yo haber sido diputado -seguramente del PP-, no hubiera dudado en expresarle en los debates: ¿Pero usted de qué va Mr. Iglesias? ¿No ha visto el fracaso electoral de su partido gracias a su coqueteo con el chavismo y a sus ideas retrógradas?.

Qué indignación con todo esto, pero los españoles ya se dan cuenta, por ejemplo, de que Pablo Iglesias, muy pronto se hizo de un exquisito chalé, con vigilancia privada de la Guardia Civil.

A Sánchez le tocó desmarcarse de Iglesias. Su pacto natural debe ser con la centro-derecha. Ya deberían de espabilar los dos partidos y conseguir un gobierno, de lo contrario VOX recogerá el voto de los indignados. “El mundo avanza mejor sin los Iglesias y los Sánchez minando el camino”. 

Los mensajes en los intentos de investidura no han tenido desperdicios: “Nunca apoyaremos al neo-comunismo que ustedes representan; no apoyaremos un gobierno abiertamente deseado por el separatismo y el terrorismo que será utilizado para blanquear la historia criminal de ETA y helarán seguramente la sangre de muchos socialistas también. No apoyaremos un gobierno que ponga en riesgo la unidad nacional y el orden constitucional”.

El 10 de noviembre tendremos las quintas elecciones en cuatro años. Creo que eso reforzaría a Sánchez y lo pondría  en una mejor posición para pactar. Las negociaciones empezarían desde cero y Ciudadanos no tendría excusas para pactar por el bien de España, Podemos sería el gran perdedor e Iglesias, el peor de la clase.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en InstagramFacebook y Twitter.