Grisanti: Gobierno se esfuerza para pagar deuda a costa de los privados

Economista
Economista - Johny Pérez / GV

El economista Alejandro Grisanti sostuvo que el Gobierno venezolano hace un gran esfuerzo para pagar la deuda externa, pero a costa del sector privado con una menor venta de divisas. Grisanti indicó que Venezuela debe saldar cerca de 4 mil millones de dólares en deuda para finales de año y faltan 1.500 millones de dólares en reservas para alcanzar esa cifra.

Grisanti señaló en el programa Primera Página de Globovisión que los mercados internacionales no descartan que Venezuela caiga en default y esto, en parte, se debe a un modelo que maneja dos tipos de cambio, con un diferencial amplio entre ellos.

El economista explicó que el BCV busca con la monetización del oro atraer más dólares y acotó que los especialistas siempre han dicho que es mejor tener dólares que oro, porque los precios del mineral se comportan como los precios del petróleo.

Crisis energética se debe abordar de manera distinta

Grisanti indicó que Venezuela atraviesa una situación de emergencia no solo por El Niño, sino por “la mala inversión” en el sector eléctrico.

En su opinión, es importante evitar que el Guri se apague, aunque cree que esto debe ser abordado de otra manera. Añadió que el modelo del Gobierno lo que hace es generar escasez y no permite que los precios equiparen la oferta y la demanda, con tarifas congeladas desde hace 16 años.

Simadi está reflejando mejor el costo del dólar

El especialista cree que los últimos anuncios en materia monetaria han producido una reacción positiva, que se refleja mejor en la oferta y la demanda y una mejor válvula para medirlo con el Simadi.

Acotó que esto se ha evidenciado, incluso, en el mercado paralelo, donde ha habido un retroceso de la cotización hasta en 100 bolívares por dólar.

Lo importante es rectificar

Para Grisanti, la economía venezolana podría tener una recuperación importante en tres años si se produce una rectificación del modelo y se genera confianza. Grisanti recordó que Venezuela fue una de las economías más ricas de la región latinoamericana hace pocos años.

Desde su punto de vista, si el Gobierno no se aprieta el cinturón y reduce los gastos, la inflación para el año que viene puede alcanzar cuatro cifras.