Ferragamo y Calvin Klein presentaron propuestas en Milán

EFE

Los jerséis con motivos geométricos que rompen la elegancia de la casa italiana Salvatore Ferragamo y los metalizados, oro y plata, elegidos por la firma Calvin Klein irrumpieron en las pasarelas de la Semana de la moda masculina de Milán para la temporada otoño invierno 2016/2017.

El diseñador Massimiliano Giornetti firmó este domingo para Salvatore Ferragamo una colección con trajes elegantes y clásicos de colores oscuros, pero a los que une jerséis con motivos geométricos y llenos de color que dan un toque moderno y joven. Además de los motivos geométricos, el jersey también se teje con motivos divertidos como corazones y estrellas.

Los abrigos clásicos, aunque presentes, dejan paso a trencas color mostaza, cazadoras en varios colores como el rojo o el verde militar y los abrigos incorporan internos de borrego. Giornetti recupera el príncipe de gales en sus trajes, chaquetas, pero también en los abrigos.

La marca Calvin Klein se cubrió de oro para la pasarela de Milán y rompió su tradicional blanco y negro para espolvorear de dorado pantalones, camisas y chaquetas vaqueras. Los colores metálicos, cobre, oro y planta aparecen también los forros de las guayaberas y de abrigos, pero también en el exterior de tejido para voluminosos plumas.

También fue el día de la presentación de la colección de Vivienne Westwood que presentó una colección en dos partes: una con pantalones y chaquetas en tonos marrones y rayas o estampados de arabescos y superposición de prendas.

Después llegó la parte de la Westwood punk y transgresora con sus jerséis de miles de colores y sus combinaciones imposibles de chaquetas elegantes negras y pantalones de "payaso" de rayas blancas y azules.