Buscan vacuna y nuevos tratamientos para el virus Zika

Investigadores de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés) han desarrollado un modelo animal para estudiar mejor el virus del Zika y encontrar nuevos tratamientos.

Los investigadores encontraron que los ratones neonatos pueden ser infectados con el virus y desarrollar síntomas 12 días después.

Debido a que estos ratones lograron recuperarse, los expertos consideran que el modelo "da una oportunidad para estudiar" los efectos que el virus tiene en el largo plazo y para comenzar la búsqueda de una vacuna o de nuevos tratamientos.

Este modelo no solo permitirá estudiar las respuestas del sistema inmune ante la presencia del Zika sino también ante los tratamientos o las vacunas.

"Mientras que algunas investigaciones indicaban que sólo los ratones con un sistema inmune comprometido eran vulnerables ante una infección del virus Zika, este estudio muestra que los recién nacidos, con un sistema saludable, también son vulnerables", explicó a Efe Daniela Verthelyi, jefa del laboratorio.

"Este modelo da a los investigadores una nueva herramienta para estudiar y entender cómo el virus del Zika se replica y se esparce en el cuerpo. Una mejor comprensión del impacto y de los efectos a largo plazo en los ratones puede ser útil para los esfuerzos que hay en combatirlo en los seres humanos", agregó Verthelyi.

Transmitido por el mosquito Aedes aegypti, el mismo que porta el dengue y el chikunguña, el virus del Zika provoca en las personas fiebre, sarpullido, dolor en articulaciones y conjuntivitis.

Sin embargo, el brote más reciente también está asociado con problemas neurológicos como el síndrome Guillain-Barré, un trastorno por el que el sistema inmune ataca al nervioso y puede provocar debilidad muscular o parálisis. El virus también fue relacionado con el aumento de casos de bebés nacidos con microcefalia o daños cerebrales.