El MAS 50 años participando en procesos electorales

El MAS es un partido político que en enero próximo cumple 50 años de vida activa, ininterrumpida en el quehacer político nacional. Es la única fuerza política que ha participado en todas las elecciones y los procesos electorales que se han realizado en el país, enfrentando y denunciando todas las condiciones adversas, tanto las del pasado como las del presente. En el pasado enfrentamos a Acción Democrática (AD) y a COPEI; hoy con más fuerza y empuje estamos denunciando y enfrentando al PSUV, y al peor gobierno de la historia republicana que encabeza Nicolás Maduro.

El MAS participa en estas elecciones con sus tesis políticas, sus propuestas parlamentarias, con su perfil y su historia, con sus mujeres y hombres, con sus propios liderazgos nacionales y regionales. Sus dirigentes están en las calles, las barriadas, acompañando a la gente, con calor de pueblo.

Nadie en este país tiene autoridad moral ni política para denunciar al partido, ni enlodar su historia, hemos cometido errores y hemos rectificado, le hemos presentado al pueblo las disculpas cuando nos hemos equivocado. Otros partidos y sus dirigentes viven de tropiezo en tropiezo, con políticas erradas, embarcando a la gente en fiascos e irresponsabilidades, y al otro día aparecen públicamente como si nada hubiese pasado, sin dar explicaciones de ninguna naturaleza. Lo que ahora se conoce como “Care’ tabla”.

Nosotros las actuales autoridades del partido, donde me incluyo como miembro del Comité Ejecutivo Nacional, así como las autoridades anteriores Teodoro, Pompeyo, Argelia, “Caraquita”, Lairet, todos los demás, fueron autoridades elegidas en Convención Nacional donde participan más de 550 dirigentes de todo el país. En medio del debate y la discusión.

La institución del Voto y la Participación

El voto es un derecho político que es optativo, el ciudadano puede o no ejercerlo, si participas y lo ejerces me parece bien, si decides no hacerlo, no pasa nada, así lo establece la legislación venezolana actual, antes era obligatorio.

El próximo 6 de diciembre, se realizarán las elecciones parlamentarias, para elegir los 267 diputados que sustituirán a los que se encuentran hoy en ejercicio de sus cargos, ese proceso electoral está contemplado en la Carta Magna, no es un capricho, es constitucional, debe realizarse cada cinco años y los diputados electos serán juramentados el 5 de enero de 2021. Los actuales parlamentarios se juramentaron el 5 de enero de 2016, sus prerrogativas constitucionales, la inmunidad, etc., por 5 años fenecen el 5 de enero de 2021, cuando se juramentan los nuevos diputados electos. Esa es la norma.

El MAS consecuente con sus postulados y su política está participando en las elecciones con sus dirigentes, líderes vecinales, comunales y de la sociedad en general, así como de otros partidos en algunas regiones.

Participan cuando les conviene

El voto es una institución que ha sido relajada, que algunos lo utilizan cuando les conviene. Hay un sector de la oposición que cuando ellos son candidatos, entonces hay condiciones para participar, así sucedió cuando Manuel Rosales y Henrique Capriles fueron candidatos presidenciales. En las elecciones de parlamentarias del 2010 y el 2015 cuando fueron candidatos a diputados, no objetaron las condiciones, igual pasó en las elecciones de alcaldes y gobernadores fueron electos ejercieron sus cargos. En todos esos procesos siempre estuvo Tibisay Lucena en el CNE, pero como era de su conveniencia participaban, entonces no era un problema de condiciones para participar, sino de intereses. El 2018 ese sector opositor no presentó candidato presidencial, no participaron y llamaron a la abstención. Hoy no participan, llaman a no votar. Considero un gran error dejar que el gobierno gane las elecciones parlamentarias.

Los mismos que el 2005 llamaron a la abstención, y le entregaron la Asamblea Nacional a Chávez, hoy se la están entregando a Maduro. Esos extremistas tienen intereses comunes, por eso coinciden, ambos se necesitan.

Nadie me va a dar garantías para perder, pero participo

Hoy hay un sector de los ciudadanos que no quieren votar, los argumentos pudiéramos compartirlos, de hecho los compartimos, pero con una diferencia, nosotros participamos y denunciamos ante los órganos competentes las irregularidades, el ventajismo que hace el gobierno, el uso excesivo de los medios de comunicación social, a través de cadenas de radio y televisión que hace el presidente de la república y el gobierno nacional. Estamos conscientes de ello, pero lo que no vamos a hacer es dejar que se agarren todos los espacios, las diputaciones y los otros cargos de elección popular sin nosotros decir nada, de brazos cruzados, llorando como unas magdalenas, eso no lo vamos a aceptar.

Nosotros le estamos dando la pelea en el campo de la democracia, este es el escenario real que tenemos, no creemos en la intervención, por principio defendemos la autodeterminación de los pueblos, estamos convencidos que unidos recuperaremos el país. Nadie me va a dar las garantías para perder, pero participó en la búsqueda de lograr las garantías necesarias para que las elecciones sean justas y equilibradas en el futuro. Todos juntos lo lograremos.

Con Unidad e Inclusión no hay fraude ni trampa que valga

El 2007 y el 2015, nos pusimos de acuerdo en una política unitaria y una estrategia y le ganamos primero a Chávez, después a Maduro. Ejemplos sobran.

En 1952, el doctor Jovito Villalba y su partido URD participaron en las elecciones contra el dictador general Marcos Pérez Jiménez, no habían condiciones ni campañas, la dictadura a plan y machete, los adecos y los partidos decidieron no participar, llamaron a la abstención. Pero con gallardía y valentía el doctor Villalba se enfrentó al dictador y le ganó. Las fuerzas armadas apoyaron a Pérez Jiménez, éste se quedó en el gobierno, montó a Villalba y a toda la directiva de URD en un avión y los sacó al exilio, vía Costa Rica. Pero lo relevante e histórico es que participó y demostró que se pueden ganar las elecciones. Ahí me anoto yo.

En Chile el 5 de octubre de 1988 hace 32 años, cuando el dictador Augusto Pinochet tenía 15 años en el poder, se realizó el plebiscito para decidir si el gobernante continuaba o dejaba el poder. La oposición era hasta peor y más dividida que la tenemos hoy en Venezuela, pero privó un criterio de unidad nacional y de inclusión, no excluyeron a nadie, ni a comunistas, ni a militares, todos participaron. No había condiciones, los argumentos eran los mismos de hoy aquí, pero ganó el NO y Pinochet salió del gobierno. Si la oposición hubiese seguido con la cantaleta de no participar, Pinochet con 110 años hoy seguiría siendo presidente de Chile.

Los Gringos se equivocaron y rectificaron

En las elecciones presidenciales de 2016 los gringos se equivocaron y eligieron presidente de ese país a Donald Trump. El 3 de noviembre pasado, con toda y la pandemia en los Estados Unidos se realizaron las elecciones con más de 170 millones de votantes, la más alta participación en la historia, y en ese país no celebran que ganó Joe Biden, lo que están celebrando es que salieron de Donald Trump. Una vez más le dieron un ejemplo al mundo que la vía para la solución de los problemas es la electoral, y lo hicieron resolvieron su problema, el gobernante es incómodo, personalista, soberbio y no consultaba las políticas, se les había convertido en un grave problemón. Lo sacaron con voto, ni lo mataron, ni lo invadieron, así debe ser. Yo apuesto a esa política.  

Síguenos en TelegramInstagramFacebook y Twitter para recibir en directo todas nuestras actualizaciones.