Conoce cuándo no debes ingerir ibuprofeno

El ibuprofeno es un medicamento antiinflamatorio no esteroide que suele ser utilizado ante algún dolor muscular por un mal movimiento o tras haber dormido en una mala posición y para aliviar los cólicos menstruales.

Sin embargo, existen siete situaciones en las que tomar ibuprofeno puede ser perjudicial para tu salud, según recoge Salud 360.

Durante el embarazo

Algunos estudios determinaron que tomar ibuprofeno durante el embarazo puede provocar daño fetal. Incluso aumenta el riesgo de aborto espontáneo en los comienzos del embarazo y puede producir defectos cardíacos en el tercer trimestre.

Otro estudio reciente sugiere una relación entre este medicamento y la infertilidad. Las mujeres embarazadas que tomaron este medicamento durante su primer trimestre tuvieron una reducción en el desarrollo de óvulos en los ovarios fetales Esto podría significar problemas de fertilidad en sus futuras hijas.


Si tomas aspirinas 

Otro medicamento que suele tomarse de forma frecuente es la aspirina y como ambos alivian dolores leves, puede que piensen que son similares, pero no es así. Incluso, su interacción puede provocar sangrado estomacal y otras complicaciones.

(Lea también: Usan veneno de alacrán para tratamiento de la artritis sin efectos secundarios)

No sirve para las infecciones urinarias

Algunos años atrás, estudios sugirieron que el ibuprofeno podía ser útil para tratar infecciones del tracto urinario porque aliviaban el dolor.

Sin embargo, esto no sucedía. Mediante otros estudios llegaron a la conclusión que la infección urinaria tardaba tres días más en curarse a la vez que crecieron los riesgos de sufrir complicaciones.

Evitar el ibuprofeno ante problemas estomacales

Una de las contraindicaciones más conocidas de este medicamento es ingerirlo cuando se tiene problemas gastrointestinales. Esto es debido a que irritan el revestimiento del estómago y los intestinos, lo que puede desencadenar en sangrado estomacal.

También puede reducir el flujo sanguíneo en el área del abdomen y afectar a su capacidad para repararse.

No mezclar con alcohol

La combinación de este medicamento con bebidas alcohólicas genera un incremento de las posibilidades de generar daños en el estómago como úlceras estomacales o daño hepático.

No tomarlo si sufres de asma

Otra contraindicación clave es que es no debe ingerirse cuando se tiene asma debido a que puede provocar un ataque severo e incluso provocar la muerte.

Al entrenar

Tomar ibuprofeno para tapar un dolor antes de entrenar es peligroso. La medicación no curará el dolor, simplemente boqueará el dolor y así no sabrás si estás llegando al límite. Entonces, las consecuencias son potencialmente peligrosas. 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en InstagramFacebook y Twitter.