Corrupción en VP; Calderón Berti: “Autoridades de Colombia dieron la alerta y me hablaron del pago de prostitutas”

Las declaraciones son contundentes. El hasta hace poco representante diplomático en Colombia del presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, brindó este viernes una rueda de prensa desde Bogotá tras su controvertida destitución, en la cual confirma los escándalos en torno al líder parlamentario y su tolda política, Voluntad Popular.

En las reveladoras declaraciones de Calderón Berti, el también exministro confirma que fueron las autoridades colombianas quienes le dieron “la alerta” y constata que efectivamente “hablaban de prostitutas”; como parte del “manejo indebido de fondos” destinados a Venezuela.

En este aspecto, sostuvo que le “correspondía mandar a hacer una auditoría”, pues no es “ni policía, ni fiscal ni juez”. Y detalla que acerca de esa auditoría estaba en conocimiento Caracas, “en particular, Leopoldo Lopez”, quien sabía bien “que se estaba haciendo”.

Sin embargo, apreció en Panam Post, donde “se hizo una denuncia. El día que se hizo la denuncia ya se estaba terminando el informe”. En la víspera, abunda Calderón Berti, “un sábado le envié el informe a Leopoldo”; informe que, asegura, “no lo manipulé”.

No obstante, ante la gravedad de las denuncias, cuestionó que se criticara duramente el hecho de que “se hubiera filtrado”. En este aspecto, indicó: “¡No tuve nada qué ver con eso! No es mi estilo, ni mi forma; cuando voy a decir algo, se lo digo en la cara a la gente”.

Juan Guaidó y Leopoldo López

“Hay un ‘manejo impropio’ de recursos”

“El hecho fue que ocurrió algo indebido, un manejo impropio de los recursos; la prensa tiene que decir lo que está pasando, y la gente tiene el derecho a estar informado”, dijo Calderón.

“Lo triste no fue que eso se haya salido (filtrado). No. Lo triste es que haya ocurrido”, agrega tras aseverar que por eso le llamaron de Caracas.

Con respecto a su nada diplomática salida, bajo el alegato de cambios en la política exterior de Juan Guaidó, dijo: “El partido de nosotros es Venezuela, no ninguna parcialidad política. Saben perfectamente qué ha ocurrido” en torno al denominado “Cucutazo”.

Condenó el hecho de que no se le hable con claridad a la población y que se alimenten falsas esperanzas, mientras al mismo tiempo se negocia con la administración de Nicolás Maduro.

Sostiene en tal sentido Calderón Berti que estuvo en en Cúcuta el 23 de febrero y cuestiona: “¿Qué se le dijo al presidente (Iván) Duque, a (Sebastián) Piñera, al de Paraguay?; ¿qué se le dijo al Secretario general de la OEA?, ¿qué iba a pasar ese día? No lo sé, nunca lo supe; continúo sin saberlo y al pueblo venezolano tampoco se le dijo nada”.

Por ello considera que “están en deuda con el país”.

En referencia al frustrado ingreso de los container en Cúcuta enviados desde Estados Unidos y que se prometió entrarían a Venezuela por Táchira, señaló: “¿Fue una catástrofe? Sí, la fue, por culpa de Maduro… (Porque no permitieron el ingreso de la ayuda). Conjuntamente con eso, empezó un graneo de militares activos a venir aquí”.

Malversación de fondos y desfalco en Cúcuta

Respecto a los militares desertores también brindó amplias luces Calderón Berti: “Fueron 1200, con sus familiares; aquí recibieron la comida del gobierno colombiano” y de muchos otros organismos, incluidos “Gestión de Riesgo, Cancillería, Acnur”.

Sin embargo, confirmó que “llegaron aparte 148 militares que nunca recibieron apoyo de nadie. Fueron colocados en unos hoteles. Se encargó de ello a personas designadas por (Juan) Guaidó, de su entorno”.

Hace referencia a Kevin Rojas y Rossana Barrera, ambos de Voluntad Popular, a quienes se les señala por la malversación y desfalco de al menos 99.110 dólares, aparte de otros 44 mil dólares que, según dijo Barrera a Blu Radio en esa ocasión, aún “se deben”.
Rossana Barrera y Kevin Rojas

Señala Calderón Berti, reconocido entonces por el gobierno de Iván Duque como embajador de Venezuela en Colombia, que a pesar del rango designado por el presidente de la Asamblea Nacional, nunca tuvo acceso detallado y preciso de los manejos de dinero por parte del entorno de Guaidó en las tierras cafeteras.

“Esa gente manejó unos recursos que nunca supe de dónde venían, cuánto les dieron, cómo se gastaron hasta el día de hoy”, aseguró este viernes 29 de noviembre en rueda de prensa desde Bogotá.

“Prostitutas, licor y cosas indebidas”

Pero “al inicio de este proceso, personalmente vi que estaban ocurriendo cosas indebidas y que tenía que prestarle atención a lo que estaban haciendo (…) Las autoridades colombianas me hablaron de prostitutas, licor, cosas indebidas”, dijo.

(Lea también: Así comenzó la corrupción de VP y la ayuda humanitaria en Cúcuta, Colombia)

“Y ¿qué es lo que yo tenía que hacer? Pedir que me proporcionaran la información, ¿Quién la dio? Gente entendida en esto”, sostuvo tras confirmar que detectaron “cosas irregulares, facturación ficticia y manejos extraños”. Tanto “en los documentos que habían entregado ellos”, como en “otros que ya había recibido”.

En lo concerniente a la filtración, reiteró que lo lamentable y triste no es que se filtrara por medio de la prensa, “sino que haya ocurrido”. Sostuvo que ha sido “siempre respetuoso de los medios de comunicación” y estimó que “los periodistas tienen que actuar de acuerdo con sus conciencia, su libertad; pues, es la esencia de su trabajo”.

“Tampoco se trata de que el monto sea pequeño. No me importa que haya sido muy poco. No es un problema de montos. El hecho fue que ocurrió”, dijo, y agregó que “la lucha contra la corrupción no puede ser materia prima para las excusas, no puede ser sustrato para hablar”.

“Tiene que ser testimonio permanente de la administración pública. Testimonio permanente de que se es transparente, de que se es honesto”.

Evidencias obligaron a llevarlo a Fiscalía

“Frente a las evidencias, esto se llevó a la Fiscalía General de Colombia. No ha sido mi responsabilidad que haya tomado tanto tiempo”, señaló, destacando que según su concepto, Colombia “es un país serio, con instituciones a las que yo respeto”.

“La Fiscalía está tomando el tiempo que quiera tomarse. Lo único que aspiro es que estemos atentos. Lo que decida la Fiscalía lo voy a aceptar”, pero insistió en que también se debe estar atento “a las manipulaciones que puedan ejercer”, porque “es conveniente para la salud pública de Venezuela”.
Humberto Calderón Berti

El escándalo “no ha sido solamente el tema de Cúcuta”, lamentó Humberto Calderón Berti. “Con mucho tacto y cautela dije: creo que los representantes de Guaidó los están engañando, y eso molestó a muchos. Creo que hay que hablar abiertamente; no hay que decirle a la gente: ‘Estemos en la calle, y por debajo entendiéndose con el régimen’. ¡Los venezolanos quieren transparencia!”.

Desde VP intentaron silenciar el escándalo

El diplomático aseguró además que el equipo de Voluntad Popular mantuvo en silencio todo el entramado, incluso hacia los gobiernos que le han brindado abierto apoyo a Juan Guaidó, incluyendo especialmente a Colombia.

“¿Qué pasó con el diálogo? ¡Un fracaso! Pero peor o tan malo fue haber tenido desconsideración con los (países) aliados. No hay derecho que nuestros aliados se hayan enterado de esto por la prensa. Con ellos hay que tener consideración. Frente a Colombia más. No se podía haber menospreciado”, como lo hicieron, dijo.

Estimó que los hechos van en “detrimento de nuestra seriedad, de nuestra confiabilidad”, e insistió en que “le debemos respeto a los aliados”.

Tras indicar que le educaron para ser leal y consecuente, detalló que lo respalda una hoja de vida laboral com “60 años trabajando” en los que “siempre he tenido frente a mis superiores respeto”.

(Lea también: El protagonista del escándalo con prostitutas en Cúcuta, Freddy Superlano, sería el nuevo designado de Guaidó en Colombia)

“No puedo ser sumiso frente a nadie”

No obstante, dejó claro: “Pido que escuchen mis sugerencias. No soy indisciplinado. Lo que no soy es sumiso. No puedo ser sumiso frente a nadie, por mucho poder que tenga. Porque mi obligación con mi conciencia, con mi familia, con Venezuela, es decir lo que pienso”.

“Me puedo equivocar, pero prefiero equivocarme de buena fe y no diciendo cosas indebidas”, abundó.

Visiblemente conmovido dijo que fue educado “en un marco cristiano y de valores, “por una madre que me enseñó… Y eso es lo que hecho toda la vida”.

Humberto Calderón Berti

Condenó igualmente las designaciones que operan con base en razones político partidistas. “Quise dar un ejemplo de lo que va a ser una Venezuela distinta”, pero “no puede haber en las empresas púbicas rebatiña y reparto partidista”.

“La gente hay que escogerla por sus credenciales, por su trayectoria. Me importa un bledo que sea de cualquier partido; todo el mundo tiene derecho a pensar como quiera. Esas son las condiciones esenciales de la democracia”, afirmó.

En tal sentido, sostuvo que en Venezuela “hay muchos partidos venezolanos que son estalinistas, porque son intolerantes frente al disenso; se les pone al margen (a sus seguidores) simplemente por tener cabeza y pensar; esa no puede ser la esencia de los partidos democráticos”.

“¿Qué queremos? Una democracia genuina, con oportunidades… Todos deseosos de regresar a su país. Pero no un país de intolerancia y plagado de corruptos, no uno que se financia de los grandes saqueadores de los dineros públicos”, dijo.

(Lea también: Drogas, corrupción y muerte detrás de remoción de Humberto Calderon Berti)

“Lo conocí a través de la prensa”

Con respecto a un eventual gobierno de transición, fue tajante al mencionar: “Yo no participé en la redacción del Estatuto de la Transición. Lo conocí a través de la prensa. Dice que hay que tener un gobierno de transición unitario… ¿Quién que esté en su sano juicio puede pensar que con Nicolás Maduro, el Plan República, el actual CNE, sin supervisión internacional, pueden haber elecciones limpias y justas? ¡Nadie! No hay garantías”.

Sin embargo, dejó claro que apoya una solución por medio de los votos. “Creo en elecciones, pero en elecciones limpias, transparentes, con un Registro Electoral depurado, donde el Plan República no sea un mecanismo de intimidación para el venezolano y que no permita a los colectivos estar amedrentando”.

“Fuerza Armada debe garantizar la democracia”

“Va a venir la transición”, pero “no puede ser un reparto. Tiene que estar integrada por los mejores hombres, los más calificados. Hay mucha gente preparada en Venezuela (…) Si la transición se hace mal, no hará democracia”, dijo.

Opinó que “hay que reinstitucionalizar el país”, de manera que “los Poderes Públicos funcionen separadamente, que no haya un tutelaje”; que se cuente “con un Poder Electoral autónomo, una AN autónoma y legislando a favor de los intereses del país”.

“El apoyo popular será grande, pero vendrá en la medida en que los ciudadanos sepan que sus gobernantes dicen la verdad y no están lanzando un discurso y haciendo otra cosa”, sentenció.

También se refirió a las Fuerzas Armadas, señalando que sus integrantes “tienen que ser profesionales”. Recordó que “la nación venezolana les dio las armas para proteger la soberanía y garantizar el ejercicio pleno de la democracia”, pero también para “garantizarle a la familia venezolana la paz y la seguridad”.

En este aspecto, espetó: “No sean cómplices, reaccionen, vamos todos a trabajar para que Venezuela salga adelante”.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter.