Consumo frecuente de refrescos puede desencadenar una serie de enfermedades

Referencial

Tomar gaseosa después de comer o, incluso peor, después de cada comida, podrías ser propenso de padecer ciertas enfermedades.

Es necesario saber que consumir gaseosa en exceso tiene consecuencias negativas para la salud.

No importa qué bebida gaseosa sea tu preferida, el consumo de refresco está relacionado con gran variedad de padecimientos, unos más peligrosos que otros por supuesto, pero todos ellos muy incómodos y hasta dolorosos.

(Lea también: Alzheimer puede empezar a los 20 o 30 años, según un estudio)

Según expertos, beber gaseosa en exceso se relaciona con la aparición de:

· Sobrepeso y obesidad

· Diabetes

· Cálculos renales

· Piedras en los riñones

· Descalcificación

· Anemia

· Alzheimer

Consumir 100 mililitros de bebidas azucaradas al día (refrescos o jugos naturales) aumenta en un 18% las probabilidades de contraer cualquier tipo cáncer.

Esto de acuerdo con un estudio publicado en la revista médica de Reino Unido.

“Lo que observamos fue que el principal impulsor de la asociación parece ser realmente el azúcar que contienen estas bebidas azucaradas”, señaló la Dra. Mathilde Touvier, investigadora.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la ingesta diaria de azúcar en un adulto no debería de exceder las 10 o 12 cucharaditas de azúcar.

En este caso lo óptimo y recomendable sería consumir menos de 5.

Sin embargo, según un profesor de ciencias de Australia (Jacob Strickling), tan sólo una botella de refresco de 600 mililitros contiene 50 gramos de azúcar, es decir, 12 cucharaditas.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/globovision_oficial y dale click a +Unirme. Además sigue nuestro perfil en InstagramFacebook y Twitter.