Anuncian fuerte golpe contra la mara Salvatrucha en Nueva York

La justicia estadounidense anunció el miércoles un "gran golpe" contra la salvaje pandilla hispana MS-13, al acusar a 17 de sus integrantes y asociados de 59 cargos, incluido el asesinato de cuatro adolescentes hondureños y ecuatorianos.

Los acusados, que ya fueron arrestados y tienen entre 18 y 30 años, son señalados como los responsables de 12 asesinatos.

También fueron acusados de asociación para delinquir, intento de homicidio, agresiones, obstrucción de la justicia, incendio provocado, conspiración para distribuir drogas y otros cargos ligados al porte de armas de fuego en relación a su actividad pandillera en Long Island, a 70 km de Manhattan, dijo el departamento de Justicia de estados Unidos.

Hace una década que la pandilla Mara Salvatrucha, o MS-13, nacida entre inmigrantes salvadoreños en las calles de Los Ángeles en los años 80 y exportada luego a Centroamérica, aterroriza a Brentwood y a Central Islip, dos pueblos de Long Island.

En menos de dos años la pandilla ha cometido 17 asesinatos en el condado de Suffolk, donde tiene unos 400 miembros.

El presidente estadounidense Donald Trump asegura que la MS-13 es una amenaza para la seguridad del país, y la señala como una de las razones para justificar más deportaciones y la construcción de un muro en la frontera con México.

(También puede leer: Trump: Vamos a hacer que EEUU sea grande otra vez)

"MS-13 es una de las pandillas criminales más despiadadas en este país hoy", dijo el miércoles el fiscal general, Jeff Sessions, en un comunicado. "Esta acusación es el próximo paso en nuestra misión de hallar, procesar y erradicar la amenaza del MS-13", que tiene como lema "matar, violar y controlar", añadió.

El jefe de policía del condado de Suffolk, Timothy Sini, consideró la acusación como "otro gran golpe contra el MS-13 en Nueva York".

La acusación señala que en la noche del asesinato de los cuatro jóvenes en Central Islip, Long Island, el 11 de abril, dos muchachas que eran miembros de la MS-13 los engañaron y atrajeron a un parque público arbolado donde tres pandilleros de 19 a 22 años los atacaron a machetazos, puñaladas y palazos. Un quinto adolescente logró escapar.